miércoles, 22 de agosto de 2007

Lo que pasa cuando llueve y te entran unas irresistibles e irreflenables ganas de comer chocolate

Se acerca el setiembre que sale en los libros, lo noto, porque llueve y han bajado las temperaturas. Recuerdo en el colegio, todos los libros, al hablar de la vuelta al cole mencionaban abrigos, guantes, manzanas... pero aqui el otoño no llegaba hasta noviembre como aquel que dice y siempre me parecía extraño encontrar aquellas referencias en libros aparentemente serios, de los que se usaban para aprender. A ver si al final tendrán razón los libros y mi escepticismo se fundamentará en un quidproquo, una simple confusión de contexto (este uso del futuro para lo incierto del pasado o presente siempre me ha hecho gracia, "¿pero donde estarán en este mismísimo momento?").

Encontré esta receta de brownies, para mí otoñales del todo, en el blog Beau à la Louche e inmediatamente tuve ganas de probarlos. Utilizé un chocolate para hacer a la taza que llevaba canela incorporada (sale el envoltorio en una de las fotos que con un clic se hace más grande). Esto sumado a la media cucharadita de canela posterior y al azúcar moreno que no sé porque pero acentúa su sabor, ha derivado en un brownie canelado crujiente. Es de esos caprichos que mentalmente ves, en su caja, que mentalmente hueles, ese aroma a canela y chocolate, y que fisicamente te empuja hacia la cocina, a abrir la tapa, a verlos, a olerlos y comértelos. Releyendo la frase anterior, parece de película/libro de terror pero ni caso, están de mueeeerteeee! jajajaja! Ah! y no os he contado que salí de forma compulsiva, con mis chanclas, bajo la lluvia torrencial, y me recorrí el barrio entero en busca de las almendras fileteadas, por lo que pudieráis pensar.

Brownies crujientes muy acanelados


200g de chocolate negro
125g de almendras fileteadas
100g de mantequilla
100g de azúcar moreno (si es blanco yo creo que con menos se hace)
1/2 cdc de canela en polvo
50G de harina
3 huevos

Precalentar el horno a 200ºC.
Dorar las almendras fileteadas en una sartén.
Fundir el choc en el micro con un poco de agua unos 30 s. y luego remover bien. Mejor poco a poco, si hay que reintroducirlo en el micro pues unos segundillos solamente.

Mezclar la mantequilla (reblandecida, mejor sacarla con anteiroridad de la nevera), el azúcar y la canela. Ir incorporando mietras se mezcla todo la harina, los huevos, el chocolate y las almendritas (que no estén muy calientes a poder ser).

Verter en un molde antiaderente, sino usar papel de horno untado en mantequilla. Lo ideal es que la capa de masa sea de 2-3 cm para que el centro quede jugoso y que el molde sea rectangular o cuadrado, eso ya cada uno con sus recursos se monta su propia película. Al horno 15 min para mí fueron suficientes.

4 comentarios:

delokos dijo...

¡Qué bueno, y con lo que a mí me gustan los Brownies!..

Una pregunta "cdc".. ¿es cucharadita de café?...

Un saludo...

Carlos dijo...

Los brownies son una delicia, los hago seguido porque para mi hija son una pasión.

Pulga dijo...

hola delokos, efectivamente es cucharadita de café porque la verdad tanto 1/2 copa de cava como 1/2 cazo de cocina de canela me parece un poco demasiao... normalmente lo escribo al lado pero por pura pereza pos no lo puse... un saludo

Martunis dijo...

Quan plou em passa igual!!!! Crec que com de petita anavem a comprar xurros i feiem una xocolatada cada vegada que plovia...el meu cos em demana xocolata quan detecta la humitat!!! jajajaja!! i això que no sóc molt llaminera!!!