domingo, 2 de agosto de 2009

Tiempo para compartir

Ha pasado más de un mes sin que haya podido dedicar tiempo a postear aunque he seguido cocinando, cocina de esa sin fotos que se comparte con familia y amigos para alimentar las relaciones humanas y los enlaces que creamos con nuestros seres queridos. Nadie creerá que no se precisan nutrientes, que parejas, amigos y familia no necesitan de estas largas sobremesas, para regenerar en permanencia con conversaciones que nos unen despues de compartir mesa cuando nos sentimos invadidos por la tranquilidad y el ritmo ralentizado que vienen al saciar el apetito.


Me encanta trazar la historia de las pequeñas combinaciones que se me ocurren. Entonces me doy cuenta de todas las personas que han influido e intervenido para obtener el resultado; de las situaciones y casualidades que me ocurren resultan los efectos más dispares y a veces salen mil ideas. En este caso, un compañero de trabajo trajo una tarta de manzana holandesa (él es de allí) con un montón de canela y le pedí la receta. Nos trajo a algunos, directamente, el preparado para la masa con un efecto de sablé. No tardé en preparar una que fue un verdadero éxito de merienda a lado de la piscina. Al cabo de los días, en casa de unos amigos el melocotonero (no sé si llama así) del jardín tenía demasiados frutos y aunque maduros eran pequeños. Y también había romero y hierbaluisa que me recuerda las infusiones que me hacía mi abuela en verano cuando nos íbamos unos días juntas... De vuelta a casa con una bolsita llena de tesoros tenía claro que ambos acontencimientos quedarían enlazados en forma de tartaletas. Curiosos los caminos de las ideas, la asociación de conceptos aparentemente inconexos y los mecanismos por los que percibimos, almacenamos y rescatamos aquello que conforma lo que pasa a ser el recuerdo.


Tartaletas de masa sablé

Masa sablé (fuente Thermomix)
150g harina repostería
75g mantequilla
1 poco de sal
35g azúcar glass
2 yemas
15g leche
1 cdc levadura

Pera-hierbaluisa (6u.)
3 peras (en mi caso limoneras)
1 ramita de hojas de hierbaluisa
1 cdp de mantequilla
1 cdp de azúcar

Melocotón-romero(6u.)
melocotones pequeños del jardín de nuestros amigos (tambien valen 2 o 3 de los amarillos)
1 ramita de romero
1 cdp de mantequilla
1 cdp de azúcar

Verter todos los ingredientes de la masa en el vaso y mezclar 20s v6. Dejar reposar 30 min en la nevera. Extender la masa con rodillo y recortar para forrar los moldes.
Cortar la fruta y picar las hojas de las hierbas finas. Poner en la sartén con la mantequilla y el azúcar y dejar que se caramelice. Mientras, poner la masa en el horno 15min 180º forrando pequeñas huellas (en mi caso eran los fondos de un molde para madalenas...) que se rellenaran a media cocción y se acabarán de hacer al horno 10 min más.

6 comentarios:

Ivana dijo...

me encantan las sobremesas despues de una comida!! esta masa sable con todo lo que lleva, umm! que rica!
besitos

starbase dijo...

Con estos pre-ingredientes es normal que la receta salga tan bien. Además, por si sola la receta ya tiene muy muy buena pinta.

Felicidades

La cuina vermella dijo...

tartaleta deliciosa i delicada, com tu, estimada. un petó enorme.

MªJose-Dit i Fet dijo...

Que bonitas fotos, me encantan...asi como la receta y como escribes....todo todo!!! besitos

Chef dijo...

Una vez más me has convencido, que pintaza, sobre todo la masa. Un saludo.
http://cheffrustrado.blogspot.com/

puri-guillade dijo...

Después de una agradable sesión vermouth acompañada de unos vecinos no menos agradables con una vista rural impresionante y relajante, intento introducirme en tus recetas de las cuales me han hablado estos vecinos, y no se han equivocado porque todo tiene una presentación estupenda sólo falta que a través de esta pantalla me llegarán sus olores.