domingo, 8 de marzo de 2009

Porque estamos aquí?

Increíble, se han vuelto a superar. Lo confieso, me encanta esta bebida, y aún no he descubierto si lo que me engancha es la cafeína, el azúcar o su márketing. No hubo campaña de navidad este año y su papanoel rojo con copyright no asomó por el televisor para comunicarnos sus tradicionales y arquetípicos mejores deseos sin efecto en las compras. Pero el ataque ha sido frontal a comienzos de año, han decidido devolverle el sentido a la vida en esta época de crisis económica e inapetencia consumista. Han apelado a lo básico, lo que nos une y nos hace frágiles. Señores, en mi opinión, una jugada maestra a todos los niveles. Jaque mate.



Despues de mi introducción, de esas de cosas de la vida, que llaman mi atención, que indudablemente estàn relacionadas con lo que ocurre entre las paredes de mi cocina. La receta de hoy no es la de pollo con cola, lo siento. Es una de esas de con_fusion, american cheesecake con aromas mediterrráneos. Los pasteles de queso son auténticos camaleones y admiten un montón de sabores. Esta vez para extraerle el aroma al romero lo he pasado por el minipimer con aceite. Lo cierto es que no me gustan los tropezones en el relleno por lo que intento inventarme la manera de aportarle aroma sin sustancia. La textura quedó estupenda, cremosa resulta verdaderamente perfecta. El mascarpone que se me ocurrió de repente en el lineal del súper, por no recurrir siempre al piladelpia, fue un acierto. La próxima vez me lanzo con un ricotta, uno de cabra cremoso... El sabor a romero quedó suave, quizás la próxima vez le pondré más romero. Lo acompañé con unos brotes, avellanas y una vinagreta de aceite, mostaza y un poco de chutney de cebolla y módena. Quizás un poco fuerte de sabor en contraste con el pastel, pero para mi gusto bastante acertado el punto dulce del chutney que le va que ni pintado al queso.

Cheesecake salado: base mascarpone y aroma de romero


250g de galletas saladas (las mías con sabor a bacon)
750g de mascarpone
3 huevos
1 chorrito de nata ligera
2 ramitas de romero
1/4 vaso de aceite de oliva
sal y pimienta

Picar las galletas en la picadora y mezclar con un chorrito de aceite. Colocarlas en un molde desmoldable con el fondo cubierto de papel para hornear. Presionar las migas en el fondo y las paredes con un vaso. Reservar.

Precalentar el horno a 150º aprox.

Distender el mascarpone con las varillar añadiendo el chorrito de crema de leche. Añadir el aceite picado con las hojas de romero. Remover bien. Salpimentar. Echar los huevos uno a uno removiendo sin batir para evitar que entre aire en la mezcla. El objetivo es que no suba demasiado en el horno ya que se rompería la superfície.

Hornear a 150º durante una hora. La temperatura varía de un horno a otro, debe quedar con una textura un poco tipo flan para que quede cremoso y no seco. Dejar enfriar toda la noche dentro del horno y reservar en la nevera mínimo 12 horas más. Los sabores se potencian al enfriar y mejora mucho.

4 comentarios:

Gemma dijo...

Uau, quina recepta més original i diferent, m'encanta! Un cake de formatge salat, coma entrant enlloc de postres... me l'apunto!!!
I amb formatge de cabra, segur que nillor ;) Totalment d'acord que el chutney devia lligar moltíssim...

Zerogluten dijo...

A mi también me dejan totalmente tocada los anuncios de Coca cola. Siempre le digo a mi marido, estos publicistas estudiaron bien la carrera y no otros de otras marcas. El anuncio de radio es también fantástico, con cantidad de personas que le dan consejos sobre como vivir la vida a alguien que acaba de nacer. Basico pero certero.
Tu tarta fabulosa. Como bien dices nos hemos puesto de acuerdo con el mascarpone y creo que en ambos casos ha sido un acierto.
Si me permites un consejo para el tema de sabores sin textura, prueba a poner la nata con el romero, un golpe rápido de turmix y maceración en frio durante unas 24/48 horas, cuela y utiliza. El resultado suele ser fabuloso.
Besitos sin gluten

La cuina vermella dijo...

Wow, quin bon consell que ens ha donat la Zerogluten, i quina bona idea la teva de fer un pastís salat de formatge, una temptació, sens dubte!

Anna dijo...

m'encanta...viure per ser feliços