viernes, 22 de junio de 2007

Con_ectando: #HEMC 12

Y mira que me dije a mi misma que no titularía todos los posts empezando por el CON_ pero, es que no lo he podido evitar, este no me lo podía sacar de la cabeza. Un dos, un dos, probando.
Acabo de empezar con esto del blog y ya me pongo a participar en el HEMC! Pero es que tampoco esto lo podía dejar pasar, en casa nos encanta la berenjena y no pasa semana que no la utilice en algún plato (normalmente en pizza, rellenas...). De manera que me he puesto a pensar para proponer algo original y ha salido esto. Para darle más pisto al plato lo he montado en forma cilíndrica, pero no os dejéis engañar, este plato es de lo más simple. A por cierto, otra receta del día anterior, que últimamente no me reconozco con tanta previsión...



Hachis frío de pavo y berenjena (como un pastel de carne pero en frío, vamos)




baba ghanush (o lo que yo llamo en casa hummus de berenjena)

1 berenjena maja
1/2 limón en zumo
1 diente de ajo (sin corazón, que desalmados...)
1 cucharada de Tahine (pasta de sésamo típica en la cocina árabe)

confit de cebolla (ups..., lo he comprado...)

2 lonchas gruesas de jamón de pavo (el más natural que encuentro en la charcutería, normalmente Frial®)
1 cucharadita de hierbas de provenza

sal, pimienta, aceite y pimentón dulce

Para empezar, el día antes, el paté de berenjena. Las berenjenas se pueden freir aunque yo prefiero hacerlas cortándolas por la mitad, marcándolas en rejilla, salpimentando, un chorrillo de aceite y al horno a 180º el tiempo que necesiten. Cuando la pulpa se ve cocida, se sacan del horno y se dejan enfriar un poco. Luego, se separa la pulpa de la piel con un tenedor (aunque se puede hacer el puré directamente sin quitar la piel, cap problema) y lo introduzco en el vaso de la batidora. Añado el zumo de medio limón, el ajo desalmado, un chorrito de aceite y a que trabaje la cuchilla. Se corrije de sal y pimienta si necesario y se añade un poco de agua si quedase demasiado espeso. Aunque ojo, debido al montaje final necesita un poco de cuerpo. Cuando lo hago para untar lo dejo más cremoso. Hecho esto a la nevera una noche para que se realcen más los sabores.

El pavo, fácil: cortar a daditos, salpimentar, añadir las hierbas de provenza, un chorillo de aceite y listos.

El montaje, vistoso, siempre todo hacia arriba. Todo frío de nevera. Empieza por poner el pavo a daditos en la base del molde, encima una capa de confit, seguido de la capa de baba ganush. Se marca sobre el paté de berenjena un surco que se rellena de aceite de oliva y se corona con un punto de pimentón para darle un look de auténtico restaurante árabe y listos.


La crítica: a S. le pareció un poco dulce. Eso me pasa por comprar el confit, la próxima vez lo hago en casa y así no me paso de azúcar. Por el resto, OK.

3 comentarios:

Jordi dijo...

Dile a tu estimado S. que lo dulce es bueno en la vida. Veo que las influencias de S. en temas arabes se deja notar. Como idea para la próxima receta que te parece si tiene como base el pescado. Creo que tu estimado S. estará de acuerdo en mi sugerencia.

liuia drusilla dijo...

Fenómena aportación. ¡Gracias! ^^

jose dijo...

Con_tento me he puesto al ver tan com_pleta receta, con_todos los ingredientes con_jugados de una forma sensacional...