martes, 6 de enero de 2009

Pequeños fracasos

Las fotos son una ilustración más y desde luego no son para nada de fiar. El colmo de las fotos apetitosas es la campaña de Minute Maid que lo consigue con sus montaditos de material de oficina. Si algún día me como un sandwich de postits, celo, gomas de borrar y esponjitas para sellos es que realmente me estoy pasando con esto del régimen... En contraposición cualquier zumo envasado, concentrado, desconcentrado y vuelto a concentrar parecería sanísimo. Desde luego estos del márketing son unos cracks.


A lo que vamos, el roscón de reyes, lo he realizado siguiendo las magníficas intrucciones de la Maleta de Boston. El año pasado no me acabó de quedar bien porque la cantidad de harina de la receta no casaba mucho con la que yo necesité de manera que me quedó demasiado blanda y se extendió a lo ancho en el horno, por no decir que no pude trabajar apenas la masa. Esto de las harinas es una ciencia que me supera. Con la lección aprendida a base de prueba y error, este año, rectifiqué las cantidades sin embargo en el horno se fisuró bastante la superfície de la masa al subir. Eso sí, quedó muy esponjoso y el sabor fantástico. Opté por rellenarlo con crema pastelera y la deco con azúcar mojado y almendras fileteadas (en casa la fruta escarchada no triunfa...). Conclusión: el año que viene si que sí.


El segundo desastrillo supongo que dependerá de gustos. A nosotros el dulce muy dulce no nos apasiona de manera que entre la pera almibarada, el pan de especias (hay que darle salida, en esta casa se tira lo mínimo indispensable habitualmente porque me lo he olvidado en el fondo de la nevera y tiene inquilinos pululando por el túper...) y el azúcar que le añadí al mascarpone... Realmente too much para nuestras papilas gustativas... Os dejo la receta tal cual la hice pero tenedlo en cuenta si no sois forofos del dulce.

Tiramisú de peras y pan de especias
(idea del libro "Mi cocina Para amigos exigentes" de Larousse, he cambiado algunas cosillas...)
Para 4 vasos:
8 rebanadas de pan de especias (cortadas con la forma del vaso)
2 peras
2cs de azúcar avainillado
zumo de un limón
3 huevos
80g azúcar (<-- muy recomendable 50g) 1 tarro de mascarpone (creo que son 250g) un poco de canela

Cortar las peras peladas en láminas y remojar con el zumo de limón. Llevar a ebullición 150ml de agua con el azúcar avainillado y cocer 5 min. Dejar enfriar.

Batir las yemas con el azúcar hasta incorporarlo y luego añadir el mascarpone. Batir bien. En otro cuenco batir las claras a punto de nieve (a mano o a máquina....). Para incorporar la crema a las claras, empezar con una cucharada para ir soltando las claras luego incorporar el resto y remover hacia arriba con una expátula flexible a poder ser.

En los vasos, montar una capa de pan de especias, una de pera y la siguiente de crema. Repetir los pisos una segunda vez en cada vaso.

5 comentarios:

Sharif dijo...

Tildar de pequeño fracaso el Tiramisú pase por lo dulzón que quedó, pero en mi opinión "el tortell de reis" es pasarse de modesta... vale que no ha quedado perfecto en cuanto a presentación (no ha quedado mal pero si algo rústico), pero estaba de vicio... vamos que después de empacharme con los canalones y no poder más, no he podido evitar coger un trozo de tortell.

Zerogluten dijo...

Yo el año que viene igual lo intento hasta yo. Con el tema de las harinas te entiendo perfectamente, si además trabajaras sin gluten fliparias con las reacciones tan curiosas que tienen a veces. Por eso digo yo que la cocina es magia!!!!!
A mi tu roscón me parece que tiene buena pinta y oye lo de tiramisú... por lo menos se aprovecharon cositas.
Besos sin gluten

Anna dijo...

me ha hecho mucha gracia leer tu post. Yo también tengo fracasillos de vez en cuando, justamente para reyes un fracaso estrepitoso...intenté el roscón de reyes cogiendo una receta, donde no casaba nada la cantidad de harina con la de leche, etc...total, que me encontré con una masa totalmente líquida a la que fui añadiendo harina hasta obtener una masa mínimamente manjable...después indicaba dejarla fermentar 2h, una vez ya tenía forma el rosco...cuando fui a ver el resultado...había crecido y era monstruoso...y ya no había nada que hacer...muy mal!

Siempre pienso que para que salgan cosas buenas hay que intentarlo...alguna sale mal, pero más salen bien!!!!

Feliz año!

Martunis dijo...

De vez en cuando entraba en tu blog con la esperanza de que volvieras por aquí!!! y hoy me he llevado una alegría!!! echaba de menos tus recetas!!! bienvenida!!!

Raquel dijo...

Feliz Año gracias por el video me ha encantado jeje la campaña que no el zumo ;-) habrá que animarse con el roscón yo confieso que le tengo miedo pero lo haré.