domingo, 25 de enero de 2009

Lo prometido


Las madalenas despiertan mi creatividad y no he dejado de asociarles combinaciones dulces: piña con curry o frutos rojos con bolitas de tres chocolates. Además, si se hacen pequeñas apetecen a cualquier hora y estan de muerte. No fuera a presentarse alguien por sorpresa y tuvieramos que ofrecerle bollería industrial (vale, vale prometo no volver a escribir tan malsonantes palabros).


Hace bastante tiempo y alguno que otro post, me lancé el reto de las muffins saladas. Finalmente llegó la ocasión y me atreví con el salmón ahumado y el queso de cabra. El resultado; recién salidos del horno los bocaditos estaban buenísimos aunque al rato pasaba como con el pan ese que compramos y que al día siguiente no vale nada... Como ya sabemos que el arte en el plato es efímero y lo tenemos asimilado ;-), posteo esta receta con la recomendación de hornearla en el último minuto. No pondré la foto porque me quedó fatal y la verdad, son como las dulces pero en salado.

Bocados de salmón y queso de cabra

Mezcla 1:
125g harina
1/2 bolsita de levadura en polvo
Mezcla 2:
1 huevo
50g de mantequilla muy blanda
20cl de leche
100g de salmón ahumado cortado en daditos
1 queso de cabra tipo crotin de chavignol (un poco seco se corta mejor)
unas ramas de cebollino
Semillas de amapola para decorar

Preparar la mezcla 1. Despues, batir el huevo. Añadir la mantequilla y la leche. Mezclar con el salmón, el queso de cabra a daditos y el cebollino cortado fino con la tijera (queda mejor que con el cuchillo, probado). Añadir la mezcla 2 a la 1 y mezclar los ingredientes. No trabajar demasiado la masa, si quedan grumos no es problema. Si quedase demasiado espesa, añadir un chorrito de leche.
Introducir la masa en pequeños moldes para hacer bocados (en mi caso es un molde de silicona para minitartaletas) y esparcer unas semillas de amapola por encima. Hornear a 180º 15 min bien buenos.

4 comentarios:

Zerogluten dijo...

Es deuda.
A mi también me encantan las magdalenas, muffins y demás pertenecientes a la misma familia. Me gustan dulces y salados y si tienen mezclas tan apetitosas como el salmón con queso de cabra, mejor que mejor.
Besitos

La cuina vermella dijo...

Jo també soc de la lliga pro muffin, magdalenes, cupcakes... em flipen tan dolços com salasts, genials. La teva combinació és de pecatòrum!

Maria Jose dijo...

ummm ummm ummm ummm...pues eso...una delicia de receta que debe estar deliciosa :)

Anna dijo...

atrevida, de salmó y queso...deben estar muy ricas...una vez hechas, van directo al estómago!